Música para trabajar : Alexandre Desplat, Nick Cave y Warren Ellis

No me considero melómano y tampoco tengo formación musical. El otro día mi amigo Polo Menárguez y yo hablábamos de la forma en la que nos comunicábamos con nuestros músicos a la hora de trabajar en la banda sonora de un proyecto. Polo comentaba que entregaba a su compositor un montaje con una banda sonora de referencia y que incluso, en alguna ocasión, había compuesto él mismo una banda sonora provisional con el objetivo de transmitir al músico sus intenciones, para posteriormente darle total libertad para trabajar (¡qué envidia!).  Siempre he disfrutado muchísimo el proceso de creación musical. Lo disfruto desde la barrera, pero creo que después de mucho esfuerzo, he conseguido trasmitir a Ginés Carrión, con mis conocimientos limitados, lo que quería. Un buen músico (como Ginés) puede salvarte el culo cuando una secuencia ha quedado floja de ritmo o cuando no has conseguido transmitir visualmente (o a través de la dirección de actores) lo que querías. En el género en el que me muevo, la música cobra vital importancia, ya que desde mi punto de vista, tiene un poder evocador mucho mayor. La música es un generador de atmósferas increíble y aunque es difícil encontrar un equilibrio musical (a veces pecamos de incluir demasiada música), el director debe saber donde y cuanto incluirla. Como dije al principio, mis conocimientos musicales son muy limitados, pero disfruto de las bandas sonoras cinematográficas como el que más. De un tiempo a esta parte (quizá mi cuenta Premium en Spotify tiene algo que ver), me gusta escribir y planificar con bandas sonoras. He pasado de Bernard Hermman a James Newton Howard. De Michael Giaccino a Jerry Goldsmith. De Trent Reznor a John Williams. Me distraigo con mucha facilidad, por lo que es de agradecer que la música, además de inspiradora, ayude a concentrarme. Eso sí, hay dos bandas sonoras que en los últimos días estoy desgastando como si el mundo fuera a irse mañana al garete: The assassination of Jasse James by the coward Robert Ford, de Nick Cave y Warren Ellis; y Extremely Loud and Incredibly Close, del gran Alexandre Desplat.  Las dos bandas sonoras, además de poner música a dos películas que todavía no he visto, son obras maestras. ¡Se aceptan sugerencias!

Anuncios

4 Responses to Música para trabajar : Alexandre Desplat, Nick Cave y Warren Ellis

  1. Gustavo dice:

    Para empezar te recomiendo que veas la película de “The assassination of Jasse James by the coward Robert Ford” que es buenísima. 🙂

    Ya que mencionas bandas sonoras, aporto la de la peli “into the Wild”.

  2. Amigo Gustavo, que alegría leerte por aquí.

    La tengo pendiente desde hace mucho tiempo, con la de veces que he escuchado “Song for Bob” tiene delito. Ahora mismo escucho Into the Wild.

    ¡Ginés, que sé que nos lees! Pronúnciate y recomiendanos.

  3. Rodri dice:

    Aunque yo sabes que soy de Henry Mancini, Morricone (claro que tb. de Giaccino y Williams) y Alberto Iglesias, te digo mis dos favoritas (porque cumplen a la perfección con lo que se espera de una banda sonora):

    – Local Hero y The Princess Bride. Sí, efectivamente, las dos de mi querido Mark Knopfler.

  4. Dos clásicos, Rodri.

    Me gusta más la de “La princesa prometida”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: