Listas: Mis diez películas de 2010

Quiero aprovechar la primera entrada del 2011 para felicitaros a todos el nuevo año  (y la década) y rescatar la tradición bloguera de hacer una lista de las 10 mejores películas del año 2010. Ha llovido mucho desde esta entrada en el antiguo blog. En los últimos 365 días han pasado muchas cosas, malas, buenas y muy buenas. Desde el punto de vista profesional, para mi ha sido el año de Juan con miedo, pero también el año en el que se han fraguado muchos proyectos que espero vean la luz en 2011. Os deseo a todos un año de exitosos proyectos y sobre todo, de triunfos personales. Aquí va mi lista. Como siempre se basa en las películas que han sido estrenadas en cines. Faltan muchas (hay grandes lagunas porque que no he podido ver tantas como hubiese querido), siempre es realmente difícil.

10. Exit through the gift shop, de Banksy. Nos estamos acostumbrando a ver falsos documentales en los que desde el principio el espectador es consciente de que está ante un fake. Lo genial de la película del graffitero más popular del momento es que la duda sobre la veracidad de lo que te están contando, pese a que se aporten pruebas gráficas (y aparentemente verídicas, como la portada del disco de Madonna), está en tela de juicio desde que el protagonista de la película cambia su vocación de documentalista por la de artista contemporáneo.

9. Io sono l’amore, de Luca Guadagnino. Casi más extraño que esta película es el hecho de que Quentin Tarantino la haya incluido en su lista de las diez mejores películas del 2010 (dejando de lado las cintas premiadas en el festival de Venecia, donde era jurado). La película de Guadagnino es pura belleza visual, con remanentes del cine de Hitchcock (la sombra de Vértigo es alargada) y del cine italiano de los grandes maestros. Tilda Swinton está inmensa y pese a ser londinense, parece haberse criado en el seno de una familia italiana de alta cuna. Muy recomendable.

8. Fish tank, de Andrea Arnold. El personaje de Katie Jarvis es mucho más que una choni de los suburbios de Londres. Su personaje encarna todo lo bueno y lo malo de una adolescente impulsiva y con ganas de triunfar. La película tiene un par de secuencias memorables, como aquella en la que Michael Fassbender acaba seduciendo a la chica y sobre todo el momento en el que la protagonista decide llevar a cabo su venganza. En el apartado visual, Andrea Arnold demuestra que sabe mover la cámara sin que parezca cine Dogma.

7. Two lovers, de James Gray. Demonizado por el público y amado por la crítica, al cine de James Gray le cuesta llegar a las salas de nuestro país. Con un Joachin Phoenix en estado de gracia y una rescatada Gwyneth Paltrow como ejes principales de un triángulo amoroso imposible, la película despunta por su tratamiento poco habitual del romanticismo, más apegado al mundo real que al hollywoodiense.

6. Toy Story 3, de Lee Unkrich. Es raro que Pixar no cuele todos los años una película en este tipo de rankings. En esta ocasión, la palma (que algún día será de oro) se la ha llevado la tercera parte de las aventuras de Woody, Buzz y compañía. Es imposible quedarse con una de las tres partes, ya que las tres películas son complementarias y forman parte de una saga perfecta que no podía terminar de otro modo. El guión es soberbio y a estas alturas, ya no debería sorprendernos que uno sufra tanto o más con estos personajes de plástico y goma como si fuesen de carne y hueso.

5. Buried, de Rodrigo Cortés. Rodar en apenas tres semanas una película en la que el protagonista está encerrado en un ataúd y salir airoso parece una utopía, pero es real. Cortés demuestra con Buried no sólo que tiene un dominio de la técnica y la planificación asombroso, sino que en España se pueden levantar este tipo de productos, protagonizados por estrellas de Hollywood y con vocación internacional, con poco dinero y mucho ingenio. Sin lugar a dudas, Buried es la película española del año y una gran carta de presentación para el cine español en todo el mundo.

4. El escritor, de Roman Polanski. Resulta paradójico que ahora que está en buena forma el director polaco pase su peor momento personal. Más allá de juicios de falsa moral, 2010 ha sido el año del resurgimiento de Polanski al olimpo de los directores que saben contar historias con maestría. La historia de este escritor que se ve involucrado en una trama de espionaje internacional (si el día del estreno nos cuentan lo de Julian Assange no nos lo creemos) está llena de suspense del bueno, de buenas interpretaciones y de secuencias magistrales, como la de la fuga en el ferry.

3. La red social, de David Fincher. Esta película tendría todas las papeletas de convertirse en una película de culto si no fuese porque va a arrasar en la próxima gala de los Oscar. Dentro de un par de años no va a molar nada decir que La red social es lo que es, una obra maestra que refleja un momento concreto de nuestro tiempo, del mismo modo que Fincher retrató la desazón de la sociedad norteamericana a finales de los 90 en El club de la lucha. Muy similar a la brillante Zodiac en su estructura, La red social cuenta con la interpretación del año, la de un Jesse Eisenberg titánico al que no olvidaremos jamás en esa imagen solitaria pulsando F5.

2. Un profeta, de Jacques Audiard. Una de las propuestas más viscerales y perfectas del año. Además de su pericia en el aspecto formal, la película de Audiard asume el reto de realizar un retrato aterrador y para nada idealizado sobre la realidad en las cárceles francesas. La película se aleja de la mitificación del gangster para mostrar las miserias de un personaje protagonizado por un inolvidable Tahar Rahim, al que el peso de la culpa no le abandona durante toda la película.

1. Canino, de Giorgos Lanthimos. La mejor película del año 2010 para el que esto escribe es una marcianada difícil de digerir, impactante en su desarrollo e innovadora en su contenido. La política del miedo que tan bien reflejó Shyamalan en El bosque se manifiesta aquí en esta película en su vertiente más salvaje y realista. Extrañamente divertida y perturbadora, la película consigue que el espectador sonría a la vez que se retuerce en la silla. Una obra destinada a recordarse durante años y que gracias a los milagros de la distribución, pudo estrenarse en salas en España.

Anuncios

One Response to Listas: Mis diez películas de 2010

  1. […] ya que significa que la cosecha de este año ha sido buena. Esta vez, además de las tradicionales diez películas, he hecho una selección de otras diez, sin orden ni concierto, que bien podía haber […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: